Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/estetica/public_html/admin/includes/config.inc.php on line 13

Deprecated: mysql_connect(): The mysql extension is deprecated and will be removed in the future: use mysqli or PDO instead in /home/estetica/public_html/admin/includes/config.inc.php on line 13
Estrechamiento vaginal, cerrar vagina, musculatura pelvica, cirugia intima, cirugía genital femenina, dra montull

INSTITUTO DE CIRUGÍA PLÁSTICA

Dr Ivan Mañero Instituto de Cirugía Plástica
Dr Ivan Mañero Instituto de Cirugía Plástica Facebook Dr Ivan Mañero Instituto de Cirugía Plástica Twitter Dr Ivan Mañero Instituto de Cirugía Plástica Youtube
Estrechamiento vaginal

Estrechamiento vaginal

Contacto

El ser humano todavía padece la falta de adaptación a la bipedestación o caminar sobre dos "patas". Entre las dolencias que nos provoca esta situación están los dolores de espalda, muy frecuente entre los humanos y tremendamente raros en los animales.

Otro de los problemas que aparecieron como resultado de caminar sobre dos extremidades lo tienen las mujeres que han de sostener durante todo el embarazo el peso del feto. Ello supone que la musculatura pélvica soporta durante 9 meses un peso superior al habitual. Lo que provoca problemas como la distensión de la musculatura pélvica, pérdida de tono de la zona, desprendimiento de órganos como la vejiga urinaria que posteriormente puede comportar pérdidas apreciables de orina durante los esfuerzos. Además, las relaciones sexuales no son satisfactorias ni para la mujer que padece este trastorno ni para su pareja.

A todo ello cabría sumar la distensión de los tejidos que, tras los nueves meses de gestación, supone el parto y la salida del bebé por el canal vaginal. Pero además, si el parto resulta dificultoso es posible que el ginecólogo decida realizar una episiotomía, que consiste en cortar la piel del perineo y la musculatura de la pelvis para facilitar la salida del feto.

Cuando la recuperación post parto de los tejidos no resulta la adecuada, la mujer puede sufrir alteraciones a la hora de mantener relaciones sexuales, fruto de la enorme dilatación de las paredes vaginales o por la sección de la musculatura vaginal y perivaginal tras la episiotomía.

Cuando se da esta situación, la mujer tiene problemas para disfrutar de sus relaciones íntimas y en muchos casos lo viven con angustia. Ante esta situación, bien por tabú o bien porque ciertos ginecólogos tienden a no darle la importancia que se merece, la mujer suele resignarse.

Existen numerosos tratamientos funcionales y ejercicios que intentan recuperar el tono de la musculatura vaginal y del perineo  Pero en muchos casos no suele funcionar porque ésta está desestructurada.

Hoy en día existen técnicas quirúrgicas que permiten solucionar o mejorar este problema.

Es importante que la mujer conozca todas las posibilidades de tratamiento pues muchas de nuestras pacientes acuden a nuestra unidad de cirugía íntima cuando existen problemas funcionales como pérdidas de orina tras un esfuerzo. Se debe tener en cuenta que la falta de satisfacción durante las relaciones sexuales puede afectar a la pareja de manera considerable y que en muchos casos, bien por vergüenza o bien por tabú, no se habla del tema, lo que puede suponer un enfriamiento de la vida sexual, y en consecuencia, de la pareja.

La cirugía como solución

La cirugía del cierre vaginal o de estrechamiento vaginal se puede asociar o no a otras técnicas de rejuvenecimiento vaginal. Suele ser una intervención corta, de una a dos horas, que realiza bajo anestesia general y la paciente esta ingresada una noche.

La cirugía consiste en el cierre de los músculos que se sitúan alrededor de al vagina en su tercio más externo y que son los encargados de dar fortaleza y estrechez a las paredes vaginales. De esta manera se mejora el tono muscular, la elasticidad y el control de la vulva.

Se puede hacer la incisión con un láser por lo que denominan a esta cirugía estrechamiento vaginal por láser. No obstante, en la Unidad de Cirugía íntima Femenina se recomienda la utilización de la incisión fría o con bisturí frío es mucho más cuidadosa con los tejidos.

Los puntos caen solos en los siguientes 15 días a la intervención y las relaciones sexuales se iniciaran en pasado un mes. En los casos que la paciente refiere perdidas de orina de deberá también resolverlo con el refuerzo del techo de la vagina.